Cómo emprender desde casa sin morir en el intento

¿Cada mañana que te levantas de la cama para ir a tu puesto de trabajo te resulta un martirio horrible?

No te preocupes, no eres el único. Este síndrome es muy común, y significa que tu empleo te quema; es decir, que estás harto y no puedes más, hablando en plata. No soportas un segundo más ver la cara de tu jefe.

¿Tiene solución? Sí, muchas. Una de ellas es emprender sin salir de casa. ¿Crees que no podrías? No, ni de broma: puedes y debes hacerlo si ese es tu sueño, pero hay una serie de factores a considerar que te cuento a continuación.

En qué sectores podrías emprender desde casa

Primer paso, ¿en qué sectores es más factible un emprender sin salir de casa? Este punto es básico, porque si no aciertas, pronto verás cómo los cuatro ahorros que te quedaban se van al traste. Sí, estás muy cómodo en el despacho de tu hogar, pero si no entra un duro, pronto ni tendrás despacho, ni tendrás hogar.

Así que, a continuación, te paso una serie de sectores donde otros emprendedores han triunfado (y siguen triunfando) con muy poca inversión. Veamos:

Redactor online

Como es lógico comienzo por mi sector, que hoy en día está muy en boga. Si sabes escribir, puedes probar. Y si no sabes escribir, tampoco sabías hablar cuando naciste y tuviste que aprender. Así que ponte las pilas: empieza a leer, haz algún curso si hace falta, usa el sentido común, emula a los que ya saben y aprende a ganarte la vida dándole a la tecla.

No obstante, recuerda que, como redactor de contenidos no siempre valen los mismos parámetros que sirven para un diseñador de eslóganes, un periodista de prensa escrita o audiovisual o un redactor de cláusulas y contratos. Es decir, que cada uno tiene sus trucos y particularidades, como es lógico.

redactor de contenidos como posibilidad de emprendimiento

En este caso, además de escribir bien y rápido, tendrás que saber un poco de redacción SEO. ¿No te suena? Pues ya es hora, porque lo vas a necesitar.

Esto es redacción con optimización para motores de búsqueda, y consiste en el uso de palabras clave y redacción de contenidos de calidad para que los usuarios online encuentren lo antes posible el negocio de tus clientes, o el tuyo propio, cuando usan buscadores como Google.

Marketing online

Esta forma de emprendimiento está muy relacionada con la anterior, pero tiene muchas diferencias. También se trata de dar visibilidad al negocio de un cliente, pero no solo se reduce a la redacción SEO.

En este caso, tendrás que elaborar planes de marketing y estrategias que lleven a buen puerto la visibilidad de un negocio. Para ello cuentas con otros aspectos distintos a la redacción de contenidos: están las redes sociales, el posicionamiento SEO, el copywriting, el diseño gráfico, el diseño web, la publicidad en AdWords, los anuncios en redes sociales, las estrategias de contenidos y un largo etcétera.

No te preocupes si no sabes mucho de marketing online, hay cursos para dar y regalar. Algunos son gratuitos, otros de pago. El caso es que vayas poco a poco, asimilando conceptos, y ofrezcas un buen servicio conforme vayas conociendo el sector.

Diseño y programación

El diseño web, o no web, así como la programación, ya sea de páginas online, de aplicaciones móviles o de herramientas, gana terreno a pasos agigantados. Ya no se requiere un profesional presencial, sino uno que sea bueno en su labor, aunque trabaje desde su casa.

Cada día se buscan más expertos freelance para diseño de logos y más material gráfico, de páginas webs y tiendas online, y que sean capaces de desenvolverse en otros campos relacionados: distintos lenguajes o CMS, algo de diseño gráfico si es diseño web y viceversa, uso de Photoshop e Illustrator, etc.

diseño web y gráfico, opción para un emprendedor

Muchos clientes no necesitan tener este perfil en sus empresas; es más, prefieren contratarlos para un proyecto concreto únicamente. Y ese podrías ser tú.

Trader Online

¿Has oído hablar de Forex? Esta plataforma está siendo bastante revolucionaria, ya que ha cambiado la forma de ver el mercado de divisas. Ahora, tanto en esta, como en otras muchas, te puedes convertir en un corredor e inversor de bolsa sin salir de casa.

Nuevamente vamos a lo ya comentado. ¡Mucho ojo! Estas plataformas te ofrecen herramientas de simulación en las que parece muy fácil ganar dinero invirtiendo en valores.

Nada más alejado de la realidad. Si fuera así, yo no estaría ahora escribiendo esto, estaría vendiendo acciones que compré a bajo precio por tarifas obscenamente caras desde mi portátil en mi yate anclado en las Seychelles. Recuerda el viejo dicho: “nadie da duros a pesetas”. Las bolsas, menos que nadie.

No obstante, hoy día, en Internet, encuentras de todo. Para ello tienes herramientas como los cursos de trading, el psicotrading, etc. Si te atrae este mundo, a por ello, valiente.

Diversos servicios online

Por suerte, las nuevas tecnologías nos permiten ofrecer todo tipo de servicios online. Por ejemplo, si te gusta dar clases o eres profesor, ¿has pensado en ofertar tus conocimientos desde casa? ¿Crees que no se puede? Nada más lejos de la realidad. Herramientas como Hangouts o Skype permiten perfectamente ofrecer tus sabias lecciones sin moverte de la comodidad de tu hogar por medio de la videollamada.

Además, estas herramientas también son válidas para otros campos más allá de las clases, como el coaching, las sesiones de psicología, diversas terapias que no requieren de contacto físico, consultoría, etc.

Crea tu tienda online

Otro emprendimiento que gana muchos adeptos. Si tienes espacio, puedes probar con tu tienda online desde casa. Tendrás que negociar con proveedores, y crear un pequeño almacén (o hacerte afiliado si quieres empezar despacito o no tienes espacio).

A partir de ahí, montándote una ecommerce y con buenas prácticas como las de Amazon, eBay, Wallapop o Rakuten, por hablar de algunos de los más célebres, tal vez algún día montes tu propio emporio. No olvidemos que más o menos así empezó Jeff Brezos con su negocio en Amazon, y ahora su fortuna se valora en 100.000 millones de $.

cómo emprender: ecommerce o tienda online

¿Es fácil emprender desde casa?

Ya hemos visto que los negocios online desde casa son posibles, así que emprender es factible. Ahora bien, ¿es fácil? Volvemos a lo de antes: si fuera tan fácil, ¿no crees que lo haría todo el mundo?

Y es que no es lo mismo cuando suena el despertador y sabes que tienes un horario que cumplir con tu empresa, que cuando te tienes que desplazar a la silla del escritorio que tienes en casa. Hacen falta ciertas actitudes y aptitudes para no desfallecer.

Es muy cómodo no quitarse el chándal o el pijama en todo el día, pero si no eres organizado y profesional ten por seguro que solo vas a encontrar un resultado: fracaso.

Por ello te ofrezco estos consejos clave si de verdad sueñas con emprender sin salir de tu cálido hogar. Toma nota, que llevo ya un tiempo en esto y sé de lo que hablo:

Disciplina y más disciplina

La disciplina, al final, es respeto por uno mismo. Piensa que te levantas a diario para ir a tu puesto de trabajo en una empresa ajena. Sin embargo, en un emprendimiento propio, tú eres el máximo responsable. Es decir, que no vale la procrastinación y dejar para mañana lo que puedes y debes hacer hoy. Has de ser muy disciplinado.

Una vez seas disciplinado encontrarás que la organización es más sencilla, te sientes más responsable, estableces tus propias rutinas y políticas de trabajo, tus horarios se vuelven inamovibles, etc.

Aun así, no pasa nada si un día te levantas media hora tarde o tienes que ir al médico, pero nunca podrá ser costumbre o norma. Currar en casa también tiene sus ventajas, ¿no?

Formación continua y constante

Internet es un mundo muy grande. Ni siquiera el “adorable” Enjuto Mojamuto, la creación del gran Joaquín Reyes, puede saber todos y cada uno de los secretos de Internet. Sin embargo, la formación, la información y el conocimiento, son herramientas de poder y básicas para triunfar en el arte de emprender.

joven emprendedor

¿Qué te quiero decir? Que aprendas de todo. Tal vez te especialices en un campo concreto, pero no te pesará tener nociones de SEO, SEM, marketing, analítica, redes sociales, hosting, trading, coaching, etc. Todo ello te ayudará a ser un profesional mucho más completo, por lo que ofrecerás unos servicios freelance excelentes a los clientes, que no se verán en posición de regatear tus precios.

Distingue tus servicios: dales personalidad

Es factible montar un negocio freelance desde casa, pero ni tú ni yo somos los primeros que lo hemos pensado. Es decir, que hoy en día hay miles de profesionales en este trabajo, en muy diversas ramas y campos, algunos desarrollando empleos todavía desconocidos para nosotros. Así que un toque personal y diferente es esencial.

Igual que hay miles de profesionales online en Internet, también hay contratantes y clientes para todos los gustos. No dudes de que, si consigues enganchar emocionalmente a alguien, vuestra relación profesional puede durar años… Quién sabe, igual es para toda la vida. Yo mismo colaboro con algunos de los primeros clientes que conseguí al empezar en esto.

Además, gracias a este toque personal, también te diferencias de la abultada competencia. Dicen que siempre hay un roto para un descosido. Busca tu descosido y sé el roto para ese cliente que te necesita.

Copia con descaro a los que emprendieron antes que tú

Buenas ideas hay pocas pero triunfadores, muchos. Hay mucha gente ganando pasta que sacaron su idea de alguien, y tú no vas a ser menos. Por ello, te aconsejo que no pierdas de vista a tus referentes, que veas cómo han llegado hasta donde están y que trates de emularles en la medida de lo posible.

copia a los referentes

Ojo, esto sería ideal si además le dieras personalidad y una propuesta de valor única a tus servicios, claro está. Si no, ¿por qué elegirte a ti y no a tu referente?

También dicen que si te rodeas de gente buena, al final todo se pega: tenlo en cuenta.

Metas y objetivos claros

A veces es el propio trabajo freelance el que te marca el rumbo. Sea como fuere, es importante saber hacia dónde te diriges. Por ello, los retos, las metas y los objetivos son básicos, aunque en ocasiones haya que retocarlos o modificarlos.

Bueno, ¿qué te parece? Tras lo que te he contado sobre cómo emprender, ¿crees que estás preparado para dar el salto y hacerlo desde tu cómodo hogar?

¡A por ello!

No hay comentarios.

Agregar comentario

*