15 consejos para conseguir trabajo en LinkedIn

No es casualidad que una red social profesional como LinkedIn sea una excelente fórmula de conseguir trabajo. Sin embargo, he escuchado a decenas de usuarios quejándose de que es como el timo de la estampita; es decir, prometen el oro y el moro, pero luego nada.

Recuerda que LinkedIn tiene más de 200 millones de perfiles profesionales registrados. Como puedes imaginar, las posibilidades están ahí, pero hay que saber dar con ellas.

Esta red tiene perfiles de figuras de éxito como Bill Gates, Richard Branson o Daniel Goleman. ¿Significa eso que puedes encontrar trabajo en Microsoft o Virgin? Seguramente no pero, ¿por qué no? Quién sabe lo que puedes obtener si haces un buen trabajo de selección y optimización.

Y a ello que vamos.

Cómo conseguir empleo en LinkedIn

LinkedIn es hoy en día un motor de búsqueda de profesionales enorme. Se puede considerar como una especie de Google para las empresas, que sondean en esta red a los especialistas que necesitan.

Si sabes dar con las teclas y contactos adecuados y tu perfil y tu disposición son óptimos, sabrás estar en el momento perfecto en el lugar correcto.

Y ahora tal vez pienses: sí, muy bien, pero si LinkedIn es tan bueno, ¿por qué yo no me como un rosco y no encuentro un mísero trabajo? Tal vez porque en tu perfil o plan se está escapando alguno de estos 15 consejos:

#1 Estudia las visitas a tu perfil

Verás que cada cierto tiempo llega a tu bandeja de entrada del correo electrónico un email diciendo que hay gente que ve tu perfil. Pues no te contentes solo con eso. En las redes sociales hay que ser proactivo. Es decir, puedes aprovechar esta herramienta de LinkedIn para pasar a la acción.

¿Cómo has de hacerlo? Estudia los perfiles de las personas que te visitan. Seguramente más de uno sea alguien de tu mismo sector, o especialista en reclutamiento, recursos humanos, etc. Si es así, pasa a la acción, contacta con él, pregúntale si le puedes ayudar e imagina formas en que abordarle de manera positiva.

#2 Usa el copywriting

El copywriting es, en el sentido más prosaico de la palabra, el lenguaje persuasivo. Palabras que convencen y que provocan reacciones en quien las lee.

¿Por qué no usarlo en esta red social?

Aprovecha las distintas secciones que ofrece para mostrarle a ese responsable de recursos humanos que la persona eres tú. Que te necesita, que eres el candidato ideal. Para ello, piénsate en definir primero un buyer persona que, en este caso, será quien llegue a tu perfil buscando un candidato para la empresa que representa.

#3 Crea una red de contactos inteligente

Puedes aburrirte enviando invitaciones de contacto a todo lo que se mueve por LinkedIn, pero eso no va a hacer que encuentres un trabajo antes. Si quieres crear una buena red, has de usar la cabeza.

Red de contactos en LinkedIn

Busca aquellos perfiles que te resulten interesantes, que sean proactivos y comunicativos, con los que puedas establecer relaciones de cierta confianza que pudieran desembocar en una futura colaboración.

No es necesario que descartes contactos, ya que nunca se sabe. Pero sí es importante que cuando envíes una invitación, la personalices de forma que no sea algo genérico. Así, la persona con quien quieras contactar verá un interés real por tu parte.

#4 Deja clara tu disponibilidad y actualízala

A veces rellenamos tanto el currículum del perfil que parece que estamos trabajando 25 horas al día y no nos queda tiempo para nada. Si un reclutador observa algo así es probable que no te quiera contratar, porque haces demasiadas cosas y, como dice el refrán, “quién mucho abarca, poco aprieta”.

Una vez tienes un perfil visible, con contenido de calidad y bien estructurado, no olvides mantenerlo actualizado y explica a los posibles interesados en tus servicios que tienes disponibilidad.

#5 Sé proactivo

A los reclutadores actuales les suelen gustar los perfiles proactivos. Es decir, una persona creativa, con iniciativa y ganas de trabajar. Esta red profesional permite tal cosa, por lo que si tienes publicaciones propias interesantes o estás constantemente actualizado y lees todo tipo de contenido que crees que puede ser de cierto valor para otros usuarios, compártelo con tu red.

Que vean que te mueves, tienes intereses y estás en el mercado.

#6 Crea tu marca personal

Todo lo que hemos visto hasta ahora te lleva a un punto clave, tu marca personal. Lo que publicas, cómo está redactado tu perfil, tu red de contactos… Todo ello te define, y esa es la primera impresión que se va a llevar un posible reclutador.

Cuida cada detalle para que la imagen sea justo la que quieres ofrecer al mundo, de forma que les pueda parecer atractivo contar con tus servicios.

#7 Márcate objetivos

Sin embargo, nada de esto será útil si no te marcas objetivos sensatos. Tu meta puede ser encontrar un trabajo, pero no necesariamente. Podría ser también mejorar tu empleo o retribución, encontrar nuevos clientes más adecuados a tu actividad y personalidad, etc. Sea como fuere, piensa bien qué quieres conseguir, cómo lograrlo y pon toda la carne sobre el asador para alcanzar tus metas.

#8 Grupos de interés

Habrás observado que esta red social profesional propone grupos en los que se encuentran usuarios con intereses similares a los tuyos. Muchos reclutadores los utilizan para encontrar perfiles adecuados. Sea como fuere, también son fuente para promoción personal, entablar debates con personas interesantes, ampliar tu red de contactos, etc.

Comunidades de LinkedIn

#9 Utiliza las recomendaciones y validaciones

Otra forma útil de mejorar tu perfil y que sea más atractivo para un futuro contratante es utilizar las recomendaciones y validaciones. Antiguos jefes, compañeros de trabajo, colaboradores… Pídeles que validen tus aptitudes y que redacten cartas de recomendación, ya que a las empresas les interesan tus desempeños pasados para saber si eres la persona que buscan o no.

#10 Postula en las ofertas de trabajo

Evidentemente, habrás visto que muchas empresas publican sus ofertas de trabajo en LinkedIn. Como es obvio, postúlate para aquellas que se adapten a tu perfil y sector. Y recuerda enviar una buena presentación, una carta de recomendación, una prueba de tu desempeño… Es decir, haz que tu candidatura sea un caramelo para el reclutador. Que tenga muy claro que se lleva una joya.

#11 Aprovecha cada opción que ofrece LinkedIn

Si has estudiado bien la red (si no lo has hecho, ya te está faltando tiempo) verás que hay muchas opciones a las que sacar partido:

  • La foto. Elige sabiamente, ya que la imagen es lo primero en que se fija cualquier persona.
  • Completa toda la información creando un buen portfolio y hablando de tu experiencia en la opción extracto para que se vea tu trayectoria profesional, añadiendo conocimientos y capacidades reales. Sin pasarse, claro.
  • Esta red profesional te da la opción de crear un blog. Si no te has fijado bien, búscala. ¿Por qué es interesante? Porque puedes añadir contenidos adicionales, de forma que tu perfil posicione mejor, tanto en Google como en el propio LinkedIn.

#12 Traduce tu perfil

Si te interesa trabajar en el extranjero o sabes varios idiomas y quieres aprovechar esa ventaja, no dudes en traducir tu perfil a cualquier lengua que manejes con soltura. Sin duda será una ventaja competitiva clara.

#13 Sigue a las empresas de tu sector

Habrás podido observar que la red te permite seguir a una o varias empresas. Sin duda esta es una estrategia básica, principalmente enfocada a aquellas organizaciones que trabajan en tu mismo sector. De esta forma, cada vez que haya movimientos, tengan una vacante o publiquen cualquier oferta de empleo, estarás perfectamente informado.

#14 Investiga a la competencia

En LinkedIn hay millones de perfiles, muchos de ellos parecidos al tuyo. Así pues, investigar aquellos que resulten interesantes te puede ayudar a ir perfeccionando el tuyo, de forma que esté cada vez más optimizado para la búsqueda de empleo.

#15 Usa la app

Como ya hemos comentado, estar en el momento y lugar adecuados es básico. Imagina que aparece una oferta de empleo ideal para ti y tú estás en el extranjero sin posibilidad de acceder a un ordenador e Internet.

En muchas ocasiones este premio se lo lleva el que antes llega, así que no olvides instalarte la app móvil de LinkedIn en tu smartphone. Es la mejor forma de que no se te escape ninguna oferta o posibilidad de optar a un buen empleo.

App de LinkedIn

¡Finito!

Espero que tras aplicar alguna o todas de ellas encuentres pronto el trabajo, quién dice que no, de tus sueños. Es como lo de las parejas de Tinder, que son tan válidas y genuinas como las demás. En la búsqueda de curro, ¿por qué iba a ser diferente?

Me despido preguntándote si tienes tu perfil optimizado y si empleas alguna otra técnica adicional para mantenerlo siempre a punto. Porque ya se sabe, cualquier momento es bueno para que pase algo.

En caso de que sí, ¿me la cuentas?

No hay comentarios.

Agregar comentario

*