Qué es eso llamado semiótica y por qué debería ser tu amiga

¿Otra vez palabras raras?

¿No había suficiente con conceptos como el del buyer persona?

Pues sí, porque como sucedía con ese concepto comprender qué es la semiótica puede ayudarte —bastante, mucho— a hacer una correcta promoción de tu marca. ¡No te asustes ante la palabreja!

Sin rodeos: la semiótica es la disciplina que se ocupa del estudio de los signos.

¿Y qué quiere decir eso?

Dentro de la semiótica los signos van desde los —valga la redundancia— signos de puntuación que usamos al escribir hasta las señales de tráfico o las que te encuentras en, por ejemplo, un hospital.

Pero no solo eso: los gestos del lenguaje no verbal también son semiótica; los símbolos propios de las costumbres sociales —aunque parezca mentira una falla es pura semiótica— también, hasta las diferentes maneras de saludar a alguien.

En resumen: la semiótica estudia la comunicación mediante signos. Si lees habitualmente blogs de marketing digital te harás la idea de lo importante que puede resultar esto en el mundo del marketing y el copywriting.

Dar el signo adecuado a nuestra marca

Toma este ejemplo.

Semiótica - Seguros Apocalipsis

Aquí tienes un caso ejemplar de mala comunicación. Tu nueva amiga la semiótica dice mal, amigos de Seguros Apocalipsis.

¿Qué sensaciones y emociones debería despertar una compañía de seguros para contratar sus productos?

Seguridad, fiabilidad...todo lo contrario que supone una palabra como apocalipsis.

Vale, puede que se hayan puesto este nombre en plan broma, y desde luego resulta gracioso pero; ¿es preciso que el nombre de una aseguradora cause gracia?

¿Puede permitirse una compañía de seguros que lo que signifique y comunique con su nombre sea la ironía? ¿Es el sentido adecuado de lo quiere vender? Presuntamente no.

Seguros Apocalipsis es un caso claro de equivocación desde el punto de vista del marketing semiótico. Lo único que se identifica con la marca es la coña marinera. Y claro, dentro de tu cliente potencial habrá alguno con sentido del humor al que le resulte simpático el nombre, pero eso tampoco implica necesariamente que vaya a contratar los servicios.

Del que no le hace gracia la ironía ni hablamos.

Bajo nuestro punto de vista, es un error garrafal. Presentarse con ese nombre al cliente es como darle una tarjeta de visita equivocada, rota o sucia.

Debieron darse cuenta, porque tras un tiempo la rebautizaron como Active seguros.

Por lo tanto, aquí el signo no tiene nada que ver con el sentido que debería tener. La comunicación no funciona porque se pierde la intención de la misma, que es ofrecer la seriedad y seguridad de unos seguros, no la mofa.

El detective semiótico

Volvemos al tema del buyer persona. Es importantísimo descubrirle para saber a qué cliente modelo vendes tus productos o servicios. Buscas, estudias e investigas para encontrarle.

Cuando describes tu negocio o tu marca haces exactamente lo mismo.

Se trata de investigar qué quieres decirle al cliente sobre ella con los signos más apropiados.

A primera vista estos signos han de ser el nombre, el logo y una breve descripción sobre nuestro negocio.

Mira estos dos ejemplos, ambos muestran un buen uso de los signos. Saben qué y a quién quieren comunicar.

Semiótica - Psicosomni

Psico Somni es una clínica de psicología especializada en trastornos del sueño. Ya desde el nombre se refleja de forma muy explícita, muy clara.

Además su logotipo es el diseño de una cama. Si entras en su web para ver su descripción básica verás que encima saben evitar los estándares tipo somos los mejores y nuestros servicios son muy buenos para ofrecer valores añadidos del tipo tratamos tus problemas de sueño sin medicación.

Así pues, Psico Somni tiene una imagen-signo que se corresponde con lo que hacen y con las necesidades de sus clientes (una cama, que es donde dormimos y hacemos alguna cosita más) y unas palabras-signo que definen muy bien qué ofrecen en su negocio (terapia psicológica asociada a los trastornos del sueño).

Fíjate ahora en el logo del Instituto Valenciano de Infertilidad, el IVI.

Semiótica - IVI

Saben regatear muy bien las limitaciones de que el nombre de tu empresa sea conocido por unas siglas. Tres, nada más y nada menos.

En el logo vemos una curva que significa un vientre embarazado. La comunicación del sentido mediante el signo es perfecta.

Por si fuera poco, echa un vistazo al eslogan: donde nace la vida.

Designa muy bien el tipo de negocio (una red de clínicas de reproducción asistida), apela a las necesidades de sus clientes (parejas que desean tener hijos) y tiene muy claro a quién se dirigen (mujeres con dificultades para quedarse embarazadas).

La semiótica dice...

Ten en cuenta estos consejos para hacer buen marketing desde el punto de vista semiótico.

  • Sé concreto: no te andes por las ramas. Te interesa conectar con tu cliente de forma directa y cuanto más pronto, mejor.
  • Haz las cosas sencillas: comunicar bien no es escribir una tesis profunda y enrevesada; comunicar es hacerte entender de una manera sencilla. Que no se pierda el mensaje en laberintos.
  • Los signos que comunica tu negocio al público han de ser adecuados: si tu logo encima es bonito, mejor que mejor pero intenta que sobre todo describa lo que haces o vendes. Recuerda también que el nombre de tu negocio se sostiene sobre la  idea de comunicar un mensaje.
  • En las descripciones evita los estándares: cualquier empresa va a decir que sus productos son buenos y —si se viene arriba— que son los mejores. Describe algo más propio de ti y que te diferencia de los demás.

Bueno, pues ya conocemos por encima qué es la semiótica y cómo se asocia al marketing.

Ahora llega el momento de utilizarla bien y con responsabilidad.

¡Suerte!

No hay comentarios.

Agregar comentario

*